El hombre que buscaba la mirada de la luna

El hombre que buscaba la mirada de la luna

Cuentos y Poemas/Literatura por

El hombre que buscaba la mirada de la luna

El hombre que buscaba la mirada de la luna
El hombre que buscaba la mirada de la luna

Ciertamente, aunque no lo crean, existió el hombre que buscaba la mirada de la luna. Era un hombre bajito, de test blanca, viejito, de aquellos que nadie le presta atención. Su apodo, por cierto, era justamente, ” Viejito “. Como si no fuéramos todos en la misma dirección…
Viejito, un día despertó con la loca idea de que la luna lo mirara. Soñando entre sueños les comentó la idea a los más cercanos. No tardaron en burlarse tras escuchar lo descabellado de la idea. Hasta lo trataron de loco. Claramente sabemos por qué.
Viejito no hizo caso. Fue a su departamento, ya vacío hace algunos años, con la idea de encontrar algo más que soledad y tristeza. Se encerró pensando que tendría que ir a la facultad a pesar de estar en edad de burlas y miradas poco cómodas. El sentía que debía estudiar arquitectura, pues si quería llamar la atención de la luna, tendría que crear una obra maravillosa, de magnitud, digna de la mirada de su luna.

Pasaron los años… Con esfuerzo y dedicación logró muchas de sus metas. De hecho ya era arquitecto. Sus ideas claras he innovadoras lo convertían en uno de los mejores del mundo. Era tan bueno en su materia que un loco con dinero aprobó hacer uno de sus proyectos. Un edificio monumental del que no vale la pena hablar demasiado. Solo cabe aclarar, que sin duda era digno de la mirada de la luna.
El viejito ya estaba muy viejito. Y cuenta la historia del hombre que buscaba la mirada de la luna, que si bien la magnífica obra ya estaba terminada, la luna nunca volteó para obdervarla. Sin embargo los más cercanos afirman que después de tantos logros a su avanzada edad, en una de esas tantas noches de observar la luna llena, desde la cima de su maravillosa obra, entre el brillo claro de la magnificencia, pudo ver la sonrisa de su amada esposa y el viejito se fue feliz de la vida y agradecido de su luna.

A veces no importa lo que deseamos. Solo importa lo que hacemos para conseguirlo y quienes sonríen cuando ven lo mucho que nos hemos esforzado.

Heyzern Copyright © 2016

¿ Quien Soy ?

Sígueme en Facebook

Sígueme en Google plus

Sígueme en Twitter

Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

*